Cómo generar oportunidades

El primer paso siempre cuesta

Contenidos

¿Por dónde empiezo? Conócete a ti mismo

Antes de pensar “dónde” debemos buscar oportunidades profesionales, conveniente haber realizado un trabajo previo.

Empieza por hacer un ejercicio de Autoconocimiento. Consiste en pararnos a reflexionar sobre cómo somos, para entender dónde podemos encajar y cómo podemos trasladar nuestro valor a las empresas. Puedes realizar algunos sencillos ejercicios que nos ayudan a pensar en uno mismo:

Haz tu DAFO Personal:

Crea una matriz donde escribas tus Fortalezas (aquello en que destacas, ya sea a nivel personal o profesional: capacidad de esfuerzo, facilidad para aprender cosas nuevas, estudios, dominio de idiomas, experiencia en ventas, etc.) y Debilidades (aquello en que necesitas mejorar: falta de experiencia en un sector concreto, miedo a hablar en público, problemas para delegar, etc.). También es conveniente analizar el entorno en que te mueves y qué Oportunidades ofrece (Ejemplo: falta de perfiles en el mercado laboral con idiomas, momento de crecimiento económico, etc.) y las Amenazas. 

Al mismo tiempo, puedes pensar un plan para potenciar tus habilidades, intentar corregir tus debilidades, aprovechar las oportunidades del mercado y evitar las amenazas. 

 

Pregunta a tu entorno:

Cuesta mucho ser objetivo con uno mismo, por lo que puede resultar interesante averiguar cómo te ven los demás. Pregunta a quienes mejor te conozcan (familia, pareja, amigos, compañeros) sobre qué cualidades destacarían de ti como, qué cosas haces que sean especiales sin que te cueste trabajo o aquello que creen que no es tu fuerte (hay que estar abierto de mente y aceptar las críticas constructivas). 

Test de personalidad:

Como complemento, puedes realizar algún test de personalidad, que puede ayudarte a identificar y entender ciertos rasgos de tu forma de actuar. Te recomiendo un par de opciones gratuitas: 

El Eneagrama es un sistema de clasificación de la personalidad, basado en 9 arquetipos. Cada uno de ellos representa un mapa de características y patrones de pensamiento, sentimiento y comportamiento específicos.

Haz el test.

Els test DISC te ayuda a comprender el estilo de personalidad que tienes y te indica cómo interactuar con los demás para navegar con éxito en el mundo laboral. 

Haz el test.

Career Timeline

Otra herramienta útil puede ser realizar tu Career Timeline: dibujar una línea cronológica, donde representes los grandes hitos que han marcado tu trayectoria hasta hoy (estudios, empleos, momentos de crisis, etc), y analizando qué te ha aportado cada hito (aprendizajes, logros, cambios). 

Se trata de identificar cuáles son tus fortalezas, el valor qué puedes aportar a la empresa y todo aquello que te diferencie de otros candidatos. Esta información debe ser la respuesta a ¿por qué una empresa debería contratarte? 

Estas herramientas nos ayudarán a conocernos, lo que permitirá identificar nuestro valor, plasmarlo en el currículum y enfrentarnos con éxito a entrevistas de selección. 

Define tu objetivo:

Aunque puede parecer que si estás abierto a más opciones, puedes llegar a más oportunidades, la falta de foco puede provocar que nos perdamos en tierra de nadie. 

Tener un objetivo claro y definido (aunque puedas tener cierta flexibilidad) nos ayudará a trazar el camino más directo para alcanzarlo. 

  • Primero identifica qué tipo de puesto o área de la empresa te interesa: Finanzas, Marketing, Ventas, RRHH, IT, etc. Si no lo tienes claro, empieza preguntándote: qué te apasiona, qué se te da bien, qué te hace perder la noción del tiempo.
 
  • Después, conviene definir qué empresas son nuestro Target. Dependerá de muchas variables: si buscas oportunidades para recién titulados o con experiencia, si priorizas el aprendizaje (empresas trampolín), o temas como flexibilidad y teletrabajo, localización, etc.  Si eres junior o recién titulado, te recomendamos que apuestes siempre por el aprendizaje, que te dará una buena base para seguir creciendo como profesional. 
 
  • Revisa los requisitos de las ofertas de empleo que sean tu objetivo, para que puedas ver cuáles cumples y cuáles te faltan. Pueden ser un buen indicador de lo cerca (o lejos) que estás de tu objetivo y te ayudarán a definir un plan de acción para acercarte a él. Algunos son más fáciles de solucionar que otros. Por ejemplo, si piden conocimiento de una herramienta específica (como Excel o Power BI), trata de formarte en ella. Si ves que piden más experiencia de la que tienes, seguramente deberás pasar un tiempo en otros puestos antes de poder postularte a tu target.
 

Para localizar empresas que puedan resultarte interesantes en función de tus intereses te recomendamos herramientas como: 

Google: (u otros buscadores). Como suele decirse GIYF (Google is your friend) y siempre es útil para comenzar cualquier investigación sobre empresas interesantes o relevantes para ciertos tipos de posiciones. Como por ejemplo, empresas que suelen incorporar el perfil de recién graduado, empresas que tienen Programas de Talento, empresas con departamentos potentes de Gestión del Talento, etc. 

IA: como complemento, también pueden serte útiles los chat como modelos de lenguaje de IA. Los más habituales pueden ser ChatGPT (Open AI), Bing (Microsoft) o Gemini (Google). 

Glassdoor: se trata de un portal que viene a ser un “comparador de empresas”. Donde están las principales empresas y el contenido lo crea la comunidad de usuarios. Es decir, es lo que dice de las empresas quién ha trabajado en ellas o quienes han participado en sus procesos de selección. Incluye opiniones sobre las empresas, información del proceso de selección, salarios e incluso ofertas de empleo. 

Welcome to the Jungle: en este otro portal, puedes ver lo que dicen las propias empresas de sí mismas. Suelen estar registradas empresas que trabajan su employer branding (paquete de valor qué ofrecen a sus trabajadores para ser atractivas). Aunque no es igual que la opinión de quiénes trabajan en ellas, que trabajen su employer branding ya suele ser un buen primer indicador. 

Linkedin: la red social profesional por excelencia. Aquí podrás encontrar información sobre las empresas a nivel individual, ofertas de trabajo y es muy fácil localizar a personas que trabajan en ellas (e incluso identificar si tienes contactos entre ellas). 

Tipos de Empresa

Consulta nuestro artículo sobre qué puedes esperar de tus primeros trabajos según el tipo de empresa.

Trabaja tus principales herramientas de Venta

Currículum:

En primer lugar, crea un Currículum atractivo, que te represente y sea capaz hacer ver a la empresa el potencial de tu valor como candidato, para que quieran conocerte. Hoy en día sigue siendo la herramienta básica de búsqueda de empleo. Aquí puedes aprovechar para volcar el trabajo de autoconocimiento que habrás hecho en el primer punto. 

Linkedin:

Como decíamos, la principal red social profesional se ha convertido en un gran foco de oportunidades: 

  • Punto de encuentro donde confluyen la mayoría de empresas y profesionales cualificados. 
  • Se ha convertido en nuestra identidad profesional (y currículum) digital. 
  • Es prácticamente el principal Portal de Empleo cualificado. 
  • Al ser una red social e incluir un chat entre contactos, facilita mucho las opciones de Networking y de contactar con profesionales relevantes. 
  • Un perfil de Linkedin bien trabajado puede ayudar a que sean las propias empresas quienes nos busquen cuando necesitan talento (sin que hayan publicado una oferta de trabajo). 
  • Es nuestra principal herramienta para trabajar nuestra Marca Personal.  

¿Y dónde puedo encontrar las oportunidades?

 

Para acceder a las oportunidades que ofrecen las empresas, existen muchas vías y te recomendamos atacar todas las posibles (cuanto más semillas planteas, más probable es que alguna germine). 

Aunque ten cuenta, que si aplicas “a lo loco” a ofertas donde no cumples es perfil, lo normal es que ni si quiera te llamen. Como referencia, intenta aplicar si cumples el 80% de los requisitos y te en cuenta que unos son más importantes que otros. Ejemplo: si piden ser bilingüe como requisito imprescindible o si piden 10 años de experiencia y tienes 1 año. 

Búsqueda reactiva: Portales de Empleo

La búsqueda reactiva se trata del proceso tradicional de aplicar a ofertas de trabajo ya publicadas. Existen muchísimas opciones:

  • Portales de Empleo generalistas: las empresas publican sus ofertas, de todo tipo de empleos:
 
  • Portales de Empleo especializados: las empresas publican sus ofertas, pero suelen estar especializadas en un área de empresa o sector:
 
 
  • Consultoras de Selección: estas empresas cobran a sus clientes (empresas) por buscar a aquellos profesionales que a ellas les cuesta encontrar. Es decir, que si tienes el perfil que uno de sus clientes busca, estarán encantadas de ayudarte a entrar en la empresa. Suelen buscar perfiles con experiencia. Y como le cobran a la empresa, esta les pide algo muy concreto, por lo que la Consultora no te considerará si no cumples (o te acercas mucho) al perfil buscado:
 
 

Búsqueda proactiva: El mercado oculto

Se suele decir que entre el 60% y el 75% de las ofertas de empleo no se llegan a publicar, es lo que se llama el Mercado Oculto. Para poder acceder a este tipo de ofertas debemos tomar las siguientes acciones:

  • Candidaturas espontáneas: el primer lugar donde las empresas buscan candidatos, antes de publicar ninguna oferta, es en su Base de Datos. Hoy en día, la mayoría de las empresas suelen tener un apartado en su página web para hacerles llegar nuestra currículum: “Trabaja con nosotros” o similar. Incluso, muchas ofrecen en su web Programas de Talento para formar parte de la empresa y crecer dentro. Si en su Base de Datos, tienen candidatos interesantes, nunca llegarán a publicar la oferta. Por eso debemos ser proactivos, identificar nuestras empresas target e invertir tiempo en registrarnos y hacerles llegar nuestra candidatura espontánea.

 

  • Explota Linkedin:
    • Perfil con las Key Words adecuadas: algunas empresas prefieren buscar directamente en Linkedin a profesionales que encajen con sus necesidades, en lugar de publicar una oferta y recibir 800 candidaturas, donde el 98% no cumple el perfil. Si tenemos nuestro Linkedin bien trabajado, con las palabras clave para que nos puedan localizar, tendremos muchas opciones de que sean las ofertas quienes nos encuentren a nosotros.
    • Contacta con Recursos Humanos y Profesionales de las empresas para trasladarles tu interés. Agregar un contacto es muy sencillo y a partir de ahí, puedes hablarle por el chat. Es una forma muy directa de contactar. Aunque puede parecer algo agresiva, si coincide con que tienen una necesidad en ese momento, funciona muy bien.

 

  • Networking: puede que no lo creas, pero todos tenemos una red de contactos que pueden ayudarnos en un momento de búsqueda de oportunidades: familiares, amigos, ex compañeros, etc. Todas las personas de nuestro entorno que estén trabajando (o tengan a alguien cercano trabajando). A veces puede ser el padre de tu mejor amiga o a o tu amigo del colegio. ¿Cómo pueden ayudarnos?
    • Simplemente avisándonos cuando una empresa está buscando a alguien y en lugar de publicar una oferta, preguntan a su equipo si conocen a alguien que pueda encajar. Para ello debemos comunicar a nuestro entorno que estamos en búsqueda activa de oportunidades.
    • Si aplicamos a una oferta de una empresa y conocemos a alguien que trabaje ahí. En este caso, es muy recomendable avisar a esta persona y que pueda dar referencias nuestras a los responsables del proceso, o preguntar por nuestra candidatura. No significa que nos vaya a “enchufar”, pero sí que probablemente hará que al menos revisen nuestro currículum para ver si encajamos y nos tengan más en cuenta. Se trata de evitar que nuestro CV se pierda entre todos los cientos de candidatos que pueden haber recibido y que de otro modo, quizás ni hubieran considerado.
    • El Networking es un arte que se puede cultivar, puedes ir ampliando tu red de contactos y conviene cuidarlos: “hoy por ti, mañana por mí”. Seguro que estará más dispuesto a ayudarte una persona que tiene te tiene en alta estima o a la que hayas ayudado antes.

 

  • Ferias de Empleo: es habitual que Universidades u otras organizaciones gestionen periódicamente Ferias de Empleo, donde en un mismo día es posible contactar con un gran número de empresas, que acuden al evento muy receptivas, con el objetivo de conocer candidatos. Es una gran oportunidad para además, poder hablar en primer persona con los responsables de los procesos de selección y causar un buen primer impacto en persona, que haga que quieran seguir conociéndonos. Consejos:
    • Si son demasiadas para abarcar en un mismo día, trata de estudiar previamente las empresas asistentes y enfócate en las que te interesen.
    • No seas tímido, habla con ellas, pregunta, demuestra interés. Están ahí para conocer candidatos como tú.

 

  • Sé original generando oportunidades: hay muchas alternativas originales para llamar la atención de los reclutadores: 
    • Publicaciones en Redes Sociales: publicar en Linkedin u otras RRSS sobre tu área de expertise puede ayudarte. Un ejemplo es el caso de Teresa, una alumna del Máster de Marketing y Venta Digital de EDEM, que hizo una publicación en Linkedin con una campaña que se llamaba “No soy una planta” explicando que buscaba unas prácticas donde aprender y acabó volviéndose viral: recibió en pocos días más de 20 ofertas para participar en procesos de selección o realizar prácticas y acabó formando parte del equipo de Marketing de Marina de Empresas.

Descarga la guía de ganar experiencia