2 de agosto de 2020

Cómo pasar de 1 a 70 empleados en 5 años.

Cómo pasar de 1 a 70 empleados en 5 años.

Como muchos otros emprendedores, Dani empezó solo. Cinco años después, VIVOOD ya es una pequeña gran empresa formada por más de 70 personas. 

Qué es y cómo nace VIVOOD.

Como muchos otros emprendedores, Dani empezó solo. Cinco años después, VIVOOD ya es una pequeña gran empresa formada por más de 70 personas. 

A los tres meses de entrar a Lanzadera, Dani contrató tres personas más, una diseñadora gráfica y dos arquitectos, junto a los que desarrolló lo que es la empresa hoy en día. Entre los cuatro diseñaron el proyecto del hotel, la conceptualización, el plan de negocio y la estrategia. 

VIVOOD es un hotel paisaje de exclusivo diseño en la sierra Alicante para evadirse y desconectar con un cuidado estudio arquitectónico y paisajístico adaptado al medio en el que se encuentra, apostando por la sostenibilidad. 

Las habitaciones son bloques independientes y están elevadas unos metros del suelo para garantizar vistas panorámicas a través de sus grandes ventanales, ofrecen una experiencia única respetando el medio ambiente.

VIVOOD abrió sus puertas en 2015 con 25 habitaciones y 15 empleados. En ese momento era un hotel muy pequeñito, que intentaba optimizar recursos al máximo, que demandaba una estructura organizativa horizontal en lugar de una estructura tradicional. 

Play Video

El team VIVOOD.

Actualmente el equipo se ha multiplicado casi por cinco respecto a los comienzos y está distribuido en estas grandes áreas:

Restaurante -sala y cocina-, limpieza y pisos, mantenimiento y servicios técnicos, Recepción, Atención al cliente, Spa, Marketing y comunicación, Arquitectura y expansión.

Tal y como nos cuenta Dani, estos departamentos están separados pero no son nada estancos ya que están en continuo contacto para garantizar que el cliente se lleve una experiencia 360º. 

¿Cómo consiguen esto? Con mucha comunicación. Algo que se implantó desde el comienzo de la empresa, y que sigue siendo algo inamovible, es la reunión mensual a la que asisten todos los jefes de departamento cada primer jueves del mes. 

En esa reunión se transmite la misma información de cierre de mes que se envía al fondo de inversión en la que se habla de ocupación, ventas, reputación y satisfacción de cliente, entre otros temas. 

En estas reuniones se pone mucho foco en la innovación y, por eso, además de conocer los resultados, todos los responsables de área hacen puesta en común de puntos positivos y mejoras en torno al cliente, trabajador, proveedor, sociedad y capital. 

Los empleados manejan los mismos datos que el fondo de inversión.

De manera complementaria, todos los días se realiza una reunión a las nueve donde acude un representante de cada departamento para coordinar el día que está por empezar. 

 

 

Todos los jefes de departamento son menores de 30.

Apuestan mucho por la promoción interna y la meritocracia y no dudan en dar una oportunidad a los estudiantes en prácticas cuando ven que hay potencial. Eso ha fomentado que se genere un equipo súper joven donde la edad media del staff no supera los treinta. 

No hace falta decir que se trata de un equipo tan joven como comprometido, responsable y exigente que ha logrado ser el aspecto mejor puntuado, por encima de las vistas, los servicios y las instalaciones, con una valoración de 9,4 sobre 10. Ahí es nada. 

«VIVOOD es un hotel pionero. Se diferencia del resto de hoteles por su reputación, su innovación y la excelencia en todos los procesos. El cliente se siente seguro y esto es justamente lo que le ha permitido recomponerse e incluso mejorar el funcionamiento después de cerrar varios meses por la crisis del COVID». 

Iván Sánchez. 

Graduado en Turismo y Máster en Dirección Hotelera

Cómo generan empleo.

Gran parte del talento que ya forma parte de la plantilla fija empezó en VIVOOD como estudiante en prácticas, como es el caso del propio Pedro García, CMO de VIVOOD, o Daniel Porras, Room Division y Spa Manager de la empresa.

También Mario, maître del restaurante, empezó así y ahora mismo tiene 17 personas a su cargo. 

El programa en prácticas empezó a desarrollarse a raíz de la demanda de estudiantes que querían aprender y vivir una experiencia laboral en un espacio singular. 

Más que unas prácticas

Poco a poco empezó a gestarse un sistema de prácticas donde el alumno acompañaba al cliente en su experiencia y la hacía todavía más especial y, al mismo tiempo, se creaban sinergias entre el staff y los alumnos en prácticas. 

Hoy en día el plan de prácticas es, como hemos visto, una inestimable cantera.

Tal y como nos cuenta Dani, en VIVOOD la ubicación pasa a ser un hándicap cuando se trata de atraer talento.

Para solventar este freno, pusieron en marcha una “casa de empleados”, un chalet con jardín en el pueblo de Benimantell, en el que se puede alojar cualquier nueva incorporación que no sea de la zona.

Un win-win en toda regla

Además del alojamiento, el estudiante tiene cubierto el transporte y la manutención en forma de “crédito” a gastar en los locales del pueblo.

El alumno en prácticas recibe una bolsa económica de 200€/mes para gastos con el objetivo de que aproveche el tiempo al máximo. 

Este sistema favorece también al comercio local y le da vida al pueblo de Benimantell. Un win-win en toda regla. 

Escuchar al cliente

Uno de los alumnos que está viviendo la experiencia es Iván Sánchez. Es graduado en Turismo y Máster en Dirección Hotelera y cuenta con experiencia en varios hoteles en recepción. 

Quiso conocer VIVOOD desde dentro y desde hace un mes y medio colabora con el departamento de Guest Experience, un área de nueva creación que tiene como objetivo que el cliente tenga una experiencia casi perfecta. ¿Cómo?

Escuchan al cliente y captan insights y puntos de mejora antes, durante y después de que el cliente se aloje en el hotel. 

Tal y como nos cuenta Iván, VIVOOD es un hotel pionero. Se diferencia del resto de hoteles por su reputación, su innovación y la excelencia en todos los procesos.

El cliente se siente seguro y esto es justamente lo que le ha permitido recomponerse e incluso mejorar el funcionamiento después de cerrar varios meses por la crisis del COVID. 

 
 

¿Te ha gustado esta historia?

Marina es el lugar de los amantes del riesgo, del camino con curvas, de su sexto sentido y del «don’t stop me now».

Suscríbete si quieres conocer más historias risky.

Informarte que al dejarnos tu email estás consintiendo expresamente a que Lanzadera te envíe correos con información sobre Marina de Empresas, y las personas, iniciativas y eventos que la conforman. Puedes ejercitar tus derechos como usuario a través de info@lanzadera.es. Si consideras que Lanzadera ha vulnerado tus derechos o no ha satisfecho tu ejercicio de derechos puedes reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es). Para más información accede a nuestra Política de privacidad.

OTRAS HISTORIAS

Risky People

Personas

El empresario que acabó siendo estudiado en Harvard.

Se presenta como un economista con vocación de tendero. Una definición humilde para una persona que ha convertido Mercadona, supermercado que contaba con 8 tiendas cuando lo empezó a dirigir, en un caso de éxito que es objeto de estudio en las aulas de Harvard y del que actualmente depende el 2% del PIB de España.

Leer Historia